#CORLAB MAGAZINE: ¿Qué están haciendo las universidades para promover el emprendedorismo y la innovación en Córdoba?

Después de mucho tiempo concentrada exclusivamente en su rol como institución educativa y creadora de conocimiento, el nuevo siglo da lugar a un nuevo modelo de universidad más abierto: una “universidad emprendedora” que tiene como propósito potenciar las capacidades emprendedoras e innovadoras como un factor clave de su proactividad en la mejora de la transferencia de conocimiento

Córdoba es reconocida históricamente por sus universidades y más recientemente también se la reconoce por la calidad de sus emprendedores. En este contexto, todas las organizaciones han venido incorporando en los últimos años actividades de promoción del emprendimiento y hasta cátedras transversales en esta materia. En este informe de CorLab se presenta una radiografía de lo que están haciendo las universidades cordobesas para promover el emprendedorismo y la innovación en sus estudiantes. ¿Qué estrategias concretas están implementando? ¿Cuáles son los principales desafíos? ¿Existe una demanda activa de la comunidad estudiantil por esta temática? Para responder a estos interrogantes, hablamos con los principales referentes en materia de emprendedorismo e innovación de cada universidad. 

Los desafíos actuales

En líneas generales, al ser consultados sobre los principales desafíos en cuanto a la promoción del emprendimiento e innovación dentro de las universidades, los referentes coinciden en la importancia de despertar en los estudiantes y en científicos la noción de que pueden convertirse en emprendedores y emprendedoras. 

Para Andrés Colombo, coordinador General de la Incubadora de Empresas de Universidad Nacional de Córdoba (UNC), “el desafío de las organizaciones que estamos cerca de estos emprendedores y emprendedoras tiene que ver con reorientar las habilidades técnicas para quienes quieran transferirlas a la sociedad, tiene que ver con mostrar que otras opciones profesionales son posibles y que existe un conjunto de organizaciones (ecosistema) dispuesto a apoyar este tipo de iniciativas”. 

En palabras de Emmanuel Peña Álvarez, coordinador del Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad Siglo 21, lo primero que se debe tener en cuenta es que el emprendedorismo y la innovación tienen un desarrollo muy incipiente como disciplinas, por lo que las universidades aún reflexionan cómo insertarlas en el core de su actividades académicas. “En este punto, el mayor desafío de las universidades es que logren impregnar en la cultura organizacional, desde el nivel más estratégico que hace a la filosofía organizacional, al nivel más operativo vinculado al ejercicio de la docencia, investigación y extensión. Sólo de este modo, y con una fuerte voluntad política, es que el emprendedorismo puede lograr impacto real en sus destinatarios”, dice. 

Por su parte, para Marcos Lorenzatti, secretario de Posgrado y Educación Continua en la Universidad Blas Pascal (UBP), el desafío más importante es lograr sensibilizar a los jóvenes sobre todas las posibilidades que emergen a partir de la innovación y el emprendedorismo. “La principal finalidad de incorporar estas temáticas en la universidad, es preparar a profesionales que no solamente dominen los conceptos en torno a dichos temas, sino que hayan podido realizar algunas experiencias concretas. La filosofía de nuestra universidad es ´saber y saber hacer´, en esto hay mucho de ´learning by doing´ (aprender haciendo). Y en materia de innovación y emprendedorismo la mejor manera de aprender es haciendo, probando, experimentando; y todo ello en ecosistemas altamente colaborativos e interdisciplinarios.Todo esto, vivenciado en la etapa universitaria les permitirá que en sus vidas profesionales logren captar un rango más amplio de oportunidades, y contribuir con mayor impacto en nuestra sociedad de una manera sostenible”.

La importancia de la promoción de emprendimiento

En este nuevo contexto de la universidad emprendedora, la innovación y el emprendimiento en la etapa universitaria adquieren un rol central. “Entendemos al emprendedorismo y la innovación como un conjunto integrado”, dice Federico Olivo Aneiros, secretario de Extensión Universitaria de la UTN, Facultad Regional Córdoba. “Creemos y sabemos que la generación de nuevas empresas, las ideas innovadoras, los avances tecnológicos, las transformaciones del saber hacer desencadenan procesos de desarrollo económico de una región”, completa. 

En este mismo sentido, Gisela Veritier, directora General del ICDA – Escuela de Negocios de la Universidad Católica de Córdoba (UCC), considera que la generación de nuevos emprendimientos son muy importantes por el valor que agregan y la generación de puestos de trabajo. “Las universidades son fuente de I+D que si son canalizadas mediante una buena estrategia de vinculación tecnológica, terminan plasmando en mejores soluciones para el mundo y la vida. Por lo tanto, es propicio acompañar un ámbito que funciona como usina de conocimiento y nuevas soluciones con herramientas para llevar las mismas al mercado, contribuyendo a un mayor desarrollo económico con sostenibilidad y progreso social”, destaca Veritier. 

Peña Álvarez agrega, por su parte, que el emprendimiento y la innovación son altamente estratégicos en la etapa universitaria para el desarrollo socio-económico de todo un país. En ese sentido, considera que como principal motor en la generación de nuevas y nuevos profesionales, futuras y futuros dirigentes, las universidades tienen un rol protagónico para sensibilizar y promover la “mentalidad” emprendedora. “Los emprendimientos universitarios que surgen en esa etapa pueden ser muchos y cambiantes, pero lo interesante es que terminan siendo espacios temporales de aprendizaje en sí mismos, en donde estudiantes y egresadas/os experimentan, se equivocan y potencian sus perfiles emprendedores. Este ejercicio culmina, post graduación, con profesionales emprendedores más preparados y enfocados en el ´hacer´, dispuestos a enfrentar riesgos, a contagiar y liderar a otros en el camino e impactar positivamente en la comunidad”, completa. 

Para Andrés Colombo, la etapa universitaria es atractiva porque las y los estudiantes están incorporando know-how y conocimiento técnico en un momento de sus vidas que es muy interesante para emprender: “En general emprendedoras y emprendedores en estos estadios cuentan con tiempo disponible y están en una etapa muy activa para formar equipos, incorporar habilidades blandas, perfilar su carrera, etc”, destaca.

Por su parte, Lorenzatti agrega que el emprendimiento y la innovación en la etapa universitaria son muy importantes ya que se encuentran en una instancia formativa, donde los jóvenes tienen la suficiente plasticidad para derribar algunos paradigmas y fundamentalmente comprender que gran parte del aprendizaje proviene de los errores. “En procesos de innovación, sabemos que nos vamos a equivocar, entonces lo que se promueve es equivocarnos rápido, para poder aprender antes y mejorar lo que hacemos. Esto, trabajado en etapas formativas, modela profesionales que pueden liderar sus propios emprendimientos o contribuir en proyectos de este tipo desde diversos roles”, explica. 

Una demanda activa

Los estudiantes universitarios son la otra parte de esta realidad. Por un lado están las universidades que son las responsables de acercar contenido emprendedor e innovador, pero por otra parte existe una demanda activa de parte de los estudiantes en recibir estos contenidos. “Emprendedorismo e innovación son dos temas que siempre prenden. Hay avidez porque, en general, implican herramientas y enfoques que no se ven en las carreras tradicionales. Aunque con el tiempo las curriculas se van aggiornando y cada vez más carreras contemplan la formación en emprendedorismo”, dice Andrés Colombo de la UNC. 

Lorenzatti coincide con lo anterior y agrega que los estudiantes demuestran cada vez más curiosidad e interés por estos temas, en parte porque en algunos colegios se trabajan las temáticas (entonces llegan a la universidad con algo de información) y la sociedad en general difunde intensivamente noticias sobre innovaciones y sobre emprendedores que alcanzan logros nacionales e internacionales. 

“Los y las estudiantes son proactivos para buscar programas de emprendimiento e innovación de su interés”, agrega Peña Álvarez y señala que al ser la Universidad Siglo 21 de alcance nacional y que está presente en muchas localidades alejadas de las grandes urbes y ecosistemas emprendedores, los estudiantes encuentran en sus programas la posibilidad de desarrollarse y obtener visibilidad como emprendedores.

Para Veritier, por su parte, cada vez más alumnos se acercan con la inquietud de emprender. “Los casos de inspiración locales son grandes llamadores que entusiasman a los alumnos a indagar sobre su bichito emprendedor. No obstante, hay un camino para seguir recorriendo y que cambie la mirada enciclopedista en el tránsito universitario, hacia una mirada de acción e impacto”, asegura.

66600cookie-check#CORLAB MAGAZINE: ¿Qué están haciendo las universidades para promover el emprendedorismo y la innovación en Córdoba?
Print Friendly, PDF & Email

Otros artículos que te pueden interesar

Sé parte de la Semana de Conocimiento

Sé parte de la Semana de Conocimiento

Descubre cómo la transformación digital de los gobiernos puede abrir un mundo de oportunidades para el desarrollo de tu país y tu carrera, desde el lunes 27 de junio al 1 de julio.