Poniio: escuela de hidroponia para una producción de alimentos sostenible

Juan Pablo Las Heras llegó a Córdoba en 2017 con un proyecto: la “Escuela de Sustentabilidad en Producción de Alimentos”. Luego de varios años de perfeccionamiento y el nacimiento de Poniio, en 2021 redoblan esfuerzos para potenciar ese proyecto inicial: quieren ser referentes en habla hispana de cultivo hidropónico.

CorLab: ¿Cuándo decidiste que querías emprender?

Antes de fundar PONIIO Hidroponia, era responsable de Evaluación de Proyectos de Inversión y Gestión de Proyectos en Nuevo Manantial SA, Montevideo, Uruguay. Esta empresa es parte del holding agroindustrial de Alejandro Bulgueroni. En el 2016 fui papá (Teodoro, de sangre charrúa), allá pude cuestionar mi estructura de pensamiento e impulsar un cambio. Este cambio se materializó en PONIIO.

CorLab: ¿Cómo nace PONIIO? ¿Desde el día 1 se pensó como empresa?

PONIIO nace en Montevideo, Uruguay, en el 2015, con un invernadero de 6 m2, allí realizamos nuestras primeras pruebas de base experimental utilizando sistemas hidropónicos NFT (Nutrient Film Technique) y Floating. Los resultados en productividad (cultivos/m2) nos alentaron a proyectar este hobby en un emprendimiento.

En el 2017 desembarcamos en Córdoba con el proyecto consolidado de montar el primer Invernadero Escuela de la región. Nace la “Escuela de Sustentabilidad en Producción de Alimentos”, la cual dispone de todos los sistemas con los que se trabaja la técnica hidropónica.

Desde el 2018 trabajamos en el desarrollo y comercialización de insumos para proyectos hidropónicos (soluciones nutritivas, semillas, instrumentos de medición, sustratos, etc.), además de huertas de hogar y asesoramiento a proyectos.

A comienzos del 2019 comenzamos a trabajar en dos grandes proyectos y unidades de negocio: 1) Producción de cultivos, y 2) Desarrollo de proyectos productivos bajo el concepto “Llave en Mano”. La primera se ubica geográficamente en Malagueño, allí contamos con 1.200 m2 de espacio productivo de cultivos de hojas. La segunda, abre las puertas a todos los emprendedores e inversores que deseen montar su proyecto hidropónico.

Después de un recorrido breve pero muy intenso, PONIIO creció de 6 m2 a 1.200 m2 gracias a la confianza de nuestros clientes, al profesionalismo y esfuerzo conjunto de nuestro gran equipo.

CorLab: ¿Tenés algún fracaso del que hayas aprendido?

Muchos, y en la mayoría encontré una oportunidad de mejora. Los fracasos son señales de que no es el camino correcto, son oportunidades para cuestionar, pulir y mejorar. 

CorLab: ¿Cuál es el futuro de la hidroponia en los próximos 20 años? ¿Cuán lejos crees que va a llegar?

La tendencia y necesidad de desarrollo de este método de cultivo es una realidad palpable sobre todo en el creciente desgaste de los suelos y en el crecimiento de la demanda alimenticia atada a la tendencia de crecimiento de la población global. Además en un futuro cercano, se encuentran la necesidad de reducir el impacto ambiental de los medios de transporte, teniendo en cuenta que la hidroponía permite ser llevada a cabo en edificios y estructuras citadinas. Apuntamos al modelo de las granjas urbanas.

CorLab: ¿Cuáles son los principales beneficios de la hidroponia? 

Tiene muchísimas utilidades y beneficios. Y lo bueno es que impactan en todos sus stakeholders principales (productor, distribuidor y consumidor). Algo muy positivo es que existe una baja incidencia de hongos e insectos y el consumidor tiene la certeza que recibirá un producto libre de agroquímicos. Con solo el 25% de espacio en invernaderos con tecnología para mitigar fenómenos climáticos,  el productor logra la misma cantidad de cultivos que haciéndolo en cultivo tradicional, así que se reduce el espacio muchísimo, y los ciclos de cultivos son más cortos, porque los cultivos se desarrollan en un ecosistema óptimo con hasta un 90% menos de agua, porque se trabaja en ciclos hidráulicos cerrados y continuos. Es un modelo de cultivo fuertemente comprometido con la reducción de la huella de carbono e hídrica.

CorLab: ¿Podrías mencionar el mayor obstáculo que tuviste que sortear en este camino?

Antes de empezar a construir el invernadero en Malagueño hicimos un análisis de agua de red y uno de pozo; el primero fue bastante malo, con muchos sodios, cloruros y bicarbonatos. Esto es un gran problema cuando el objetivo es producir cultivos de hojas, porque son muy sensibles a las sales. El análisis físico químico del agua de pozo nos dio bastante bien, entonces avanzamos en la construcción del invernadero pero cuando quisimos empezar a producir en diciembre del 2019, la napa lamentablemente estaba llena de aceites (aún no sabemos bien como se generó dicha contaminación). Nos encontramos en una situación crítica porque el agua de red y el agua de pozo no eran aptas para producir. A partir de entonces evaluamos muchas alternativas hasta que avanzamos en un proyecto hidráulico que hoy en día nos permite producir con agua de lluvia mientras tengamos precipitaciones suficientes, y con agua de red (luego de bajar las sales con un equipo de ósmosis inversa) en época de sequía. De esta manera logramos un uso eficiente del consumo eléctrico y le damos mayor sustentabilidad al proyecto.

CorLab: ¿Cómo emprendiste la formación de tu equipo?

La mayoría de las personas que trabajan en PONIIO fueron alumnos, y a partir de allí se creó un vínculo. La “Escuela de Sustentabilidad en Producción de Alimentos” es una cantera de talentos y personas apasionadas por la hidroponia, comprometidas con el medio ambiente y el cambio constante que nosotros proponemos. Apuntamos a generar un equipo de trabajo que combine Conciencia, Responsabilidad y que valore la educación como medio para multiplicar en cada hogar el respeto por nuestro planeta y medioambiente.

CorLab: En tu empresa, ¿Dónde está presente la innovación?

El ejemplo más claro es la Granja Urbana Renovable, que incursiona en un modelo innovador de agroecología urbana y economía circular incorporando de manera sinérgica la producción hidropónica de vegetales y frutas y la producción de energía renovable para autoabastecimiento mediante el biogás, CO2 y nutrientes orgánicos líquidos a partir del reciclado de desechos alimenticios, bajo un concepto de integración vertical de recursos y economía netamente circular. 

CorLab: ¿Cómo ves el ecosistema emprendedor en Córdoba? ¿Crees que podría mejorar en algo?

Sinceramente no estamos muy involucrados con el ecosistema emprendedor, creo que hay mucho potencial y retroalimentación entre PONIIO y quienes conforman el ecosistema. 

CorLab: ¿Tenés nuevos planes para Poniio en los próximos años? 

Para el 2021 queremos escalar la “Escuela de Sustentabilidad en Producción de Alimentos”, ser referentes en habla hispana. Además, queremos desarrollar el modelo de Granjas Urbanas Renovables.

CorLab: ¿Cuáles son las oportunidades que ustedes tienen con el sistema de hidroponia?

Muchísimas! En hidroponia podemos cultivar hojas verdes (lechuga, rúcula, espinaca), frutos (tomate, pimiento, frutillas), flores (ornamentales o comestibles), Microgreens y Macrogreens (mini vegetales súper nutritivos) y hasta árboles (co-crear planes de forestación). Las técnicas de cultivos dependerán de qué queremos cultivar. Las más comunes son NFT, Floating y Sustrato Sólido.

CorLab: ¿Cómo cambió el modelo de negocios el contexto actual? ¿Qué aprendizajes te deja?

Estamos yendo hacia un modelo de ECONOMÍA CIRCULAR. Nuestro desafío es volvernos mas eficientes y suficientes. Nuestra responsabilidad como organización, es crear un espacio en donde la cualidad humana se pueda desarrollar en libertad y con responsabilidad. Desde el siglo 19, se impuso un modo de pensar materialista y mecánico, vemos al hombre como una máquina o un apéndice de ella. La pandemia y el modo en que luchamos con ella, es apenas uno de los grandes problemas de la humanidad. Es momento de despertar. «El modo de pensar que crea un problema, jamás tendrá la posibilidad de resolverlo» (Albert Einstein).

CorLab: Hace poco ganaron el concurso de Córdoba Resilientes junto a otros emprendimientos: ¿Cuál creen que es el aporte de lo que ustedes hacen al mejoramiento de las ciudades?

El desarrollo del concepto de granjas urbanas en una ciudad como Córdoba contribuiría en muchos aspectos a transformarla en una ciudad más resiliente.  Presenta grandes oportunidades para dar solución a problemas históricos. El primero, es el de la Seguridad y soberanía alimentaria ya que  es una alternativa de producción local de alimentos nutritivos en ambientes controlados (indoor); también es una alternativa sustentable del reciclado y valorización energética de residuos orgánicos, funcionan como una pequeña “usina” de energía eléctrica renovable y de “emergencia”. Y también influye directamente en las economías locales y puestos de trabajo: Y por último, reduce la huella de carbono y promueve el ahorro de agua.

CorLab: ¿Podés nombrar algunos hitos de Poniio o reconocimientos que hayan tenido? 

Fueron varias cosas lindas que pasaron estos años. En noviembre 2018 fuimos seleccionados por la ADEC y la Municipalidad de Córdoba para recorrer el ecosistema emprendedor de Israel, junto con otros emprendedores, formadores y empresas de córdoba. Ahí pudimos aprender modelos de negocios de proyectos hidropónicos.

Después en octubre 2019 recibimos una co-inversión de la Agencia Córdoba Innovar y Emprender para desarrollar el proyecto productivo de 1.200 m2 ubicado en la localidad de Malagueño. Y el más reciente, como vos mencionabas, es que en 2020 junto a IFBIO recibimos el primer premio en la categoría Economía Circular del desafío “Córdoba Resiliente”. Propusimos el desarrollo de una Granja Urbana Renovable en donde se integra el biogás y la hidroponía, logrando transformar residuos orgánicos en alimento.

Entrevista realizada por el Lic. Emiliano Palmili para CorLab.

50970cookie-checkPoniio: escuela de hidroponia para una producción de alimentos sostenible
Print Friendly, PDF & Email

Otros artículos que te pueden interesar